Tipos de erp | erppara.com

Puedes encontrar distintos tipos de ERP en función de su instalación, diseño, desarrollo, versatilidad o Tier

7 min (1300 palabras)

Un sistema ERP (Enterprise Resource Planning o Planificación de Recursos Empresariales) es una herramienta vital tanto para pymes como para grandes empresas.  Permite gestionar los procesos internos de una empresa y sus departamentos, centraliza toda la información en una sola plataforma y facilita el análisis de la información para una mejor toma de decisiones de negocio, reduciendo costes y optimizando recursos.

Teniendo claro lo que es un ERP, en este post vas a conocer las características y ventajas de los tipos de ERP para empresas que existen dentro del mercado de softwares de gestión, de forma que puedas comparar cada una de estas opciones y puedas tomar una decisión informada al escoger el software ideal que más se adapte a lo que tu empresa necesita.

¿Qué tipos de ERP puedes encontrar? Estos sistemas se pueden clasificar de muchas maneras según los parámetros a los que se haga referencia:

Instalación: ERP local o en la nube

Tradicionalmente un ERP siempre se ha alojado en un servidor local, y más recientemente en la nube. Aunque ahora existen muchos proveedores de software que ofrecen modelos de alojamiento híbridos.

ERP local

Un ERP local (On Premise) es un software de gestión empresarial que requiere compra y mantenimiento en servidores propios. Hay que realizar una inversión inicial alta y su implementación lleva tiempo, equipo y personal. El hecho de que los datos los administre la propia empresa aportar mayor seguridad y confidencialidad, pero solo se puede acceder al sistema desde el ordenador o dispositivo en el que se haya instalado el software.

ERP en la nube

Un ERP en la nube (SaaS) se instala en un servidor cloud (cloud computing). El servicio consiste en un pago por uso (suscripción mensual) sobre el número de usuarios contratados. Aunque no se tenga control sobre los datos (ya que la información de tu empresa queda almacenada en los servidores de tu proveedor), esta modalidad de ERP es cada vez más segura debido a las copias de seguridad automáticas y a los encriptamientos de información, por lo que, si hay algún problema de seguridad, podrás recuperar tus datos en todo momento. Además, se puede acceder al programa desde cualquier lugar y dispositivo que tenga conexión a Internet.

ERP híbrido

También conocido como ERP a dos capas, un ERP híbrido opera algunas de sus aplicaciones en la nube y otras en local. Este sistema permite a las empresas combinar la seguridad del almacenamiento de datos en sus propios servidores con la facilidad de almacenar y acceder a la información en la nube. Según Gartner, compañía experta en tendencias tecnológicas, el 90% de las empresas optarán por modelos híbridos en 2020.

Encuentra más información sobre dónde alojar tu ERP en el siguiente post: ERP SaaS vs On Premise, ¿Qué modelo es más adecuado para tu empresa?

Diseño: ERP a medida o genérico

ERP a medida

Un ERP a medida es diseñado desde cero y cuenta con funcionalidades específicas y personalizadas en base a las necesidades y exigencias de la compañía que lo adquiere. Por lo tanto, se trata de un software adaptable que satisface al 100% las necesidades del negocio. Este tipo de ERP lo suelen adoptar aquellas empresas de mayor tamaño que tienen necesidades de gestión un tanto complejas y cuentan con diversos departamentos, por lo que su coste es más elevado, siendo extraños que las pequeñas y medianas empresas lo puedan afrontar. Por otra parte, el periodo de implantación y adaptación suele ser bastante largo.

ERP genérico

Es la opción por la que se decantan la mayoría de pymes, ya que requiere una menor inversión y menos tiempo de implantación. Un ERP predefinido tiene una estructura modular (módulos que el usuario puede añadir o quitar en función de sus preferencias) que se adapta a las necesidades comunes de una empresa (la empresa se adapta a él). Se trata, por tanto, de un programa prediseñado que luego se puede modificar según tus necesidades de negocio. Las tarifas de este tipo de sistemas ERP suelen variar según él número de módulos añadidos.

Desarrollo: ERP de código abierto o privado

ERP de código abierto

Los ERP de código abierto (Open Source) son modelos de software libre y gratuitos (sin cuotas ni licencias) donde un usuario puede descargar el código de fuente directamente. Para implantar este tipo de software es necesario que la empresa cuente con un equipo de informática amplio y especializado que sea capaz de personalizar e integrar aplicaciones y módulos propios al ERP, así como realizar el soporte técnico del software. A priori son económicos, pero probablemente tu equipo tendrá que dedicar una gran cantidad de horas para desarrollar aquellos módulos que quieras añadir al sistema ERP.

ERP de código privado

Un ERP de código privado o propietario no permite el acceso a su código de fuente y únicamente es modificable por su desarrollador/es. La mayoría de pequeñas y medianas empresas implantan este tipo de software, ya que no suelen demandar unas funcionalidades muy específicas. Estos softwares lógicamente son de pago, pero ofrecen una mayor garantía en la actualización de nuevas versiones, desarrollo, funcionamiento y personalización.

Versatilidad: ERP horizontal o vertical

ERP horizontal

Los ERP horizontales cubren las necesidades de gestión estándar, son desarrollados para todo tipo de empresas, independientemente del sector al que pertenezcan. En un principio cuentan con menos funciones específicas, aunque luego se pueden personalizar a través de módulos (gestión de contabilidad, comercial, compras, ventas, almacén, etc.) o mediante la integración con otros programas.

ERP vertical

Los softwares verticales son sistemas sectoriales diseñados para empresas de un sector concreto que tienen necesidades específicas (como pueden ser hospitales, hoteles, constructoras, ingenierías, etc.). Suelen ser soluciones menos flexibles y más caras en cuanto a implantación y mantenimiento.

Tier (tamaño o nivel del software). Tier 1, Tier 2, Tier 3

Hablamos de Tier cuando hacemos una distinción de un tipo de ERP en función del tamaño o nivel de software. Puedes encontrarte ante tres tipologías de Tier o niveles:

Tier 1

Es un software que integra muchas funcionalidades, ya que están diseñados para poder cubrir las necesidades de gestión de grandes empresas (multinacionales) que requieren una mayor personalización, por lo que su precio es el más elevado.

Tier 2

Este nivel ofrece una cantidad media de funcionalidades estandarizadas a medianas empresas. La relación entre las prestaciones y el precio es adecuada.

Tier 3

Este nivel ofrece funciones básicas a pequeñas empresas, por lo que el precio es mucho más asequible si lo comparamos con un Tier 1 o un Tier 2.

Ahora que ya conoces los tipos de ERP para empresas existentes, ¿cómo escoger uno u otro para tu empresa? Debes estudiar bien las opciones que hay a tu alrededor para encontrar la solución ideal que se adapte a las necesidades y el tamaño de tu negocio, ¡las precipitaciones nunca son buenas! Por esta razón, antes de tomar una decisión es recomendable que te hagas las siguientes preguntas:

  • ¿Tengo claras mis necesidades concretas?
  • ¿De qué presupuesto dispongo?
  • ¿Cuál es mi volumen de trabajo?
  • ¿Qué departamentos tiene mi empresa y cómo trabajan?

Ten en cuenta que apostar por un ERP es una importante inversión de futuro que, si se elige bien, puede traer numerosos beneficios a tu organización, tales como la automatización de procesos, el acceso a la información para una mejor toma de decisiones y el ahorro de tiempo y costes, por citar algunos.

¿Te ha parecido útil este contenido? Si deseas obtener más información sobre tipos de ERP para saber cuál de ellos es el más adecuado para tu negocio, puedes ponerte en contacto con nosotros en cualquier momento.